RECICLAJE Y DESCONTAMINACIÓN

 

 

 

Los vehículos, al final de su vida útil, sólo podrán ser entregados en los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) donde expedirán el certificado de destrucción, un documento que garantizará la descontaminación y destrucción del vehículo que servirá para tramitará su baja administrativa.

Procedimiento e instalación de descontaminación de vehículos a motor, que comprende extraer los elementos contaminantes, tales como la batería, el catalizador, los líquidos y frenos, las ruedas, los vidrios y lunas para el reciclado y otros, quedando el vehículo descontaminado y listo para su envío a la prensa de achatarramiento y a la trituradora directamente o previo desmontado de las piezas reutilizables

En las estaciones donde se procede a la descontaminación del vehículo comprenden depósitos de recogida de los residuos para su posterior tratamiento o recuperación.