TRAMITACIONES DE BAJAS

 

 

 

El pasado 10 de Marzo de 2008 se publicó en el B.O.E. la Orden Ministerial INT/624/2008, por la que se regula la baja electrónica de los vehículos descontaminados al final de su vida útil (se adjunta el texto completo como Anexo I) que deroga la Orden Ministerial INT/249/2004.


Esta nueva regulación culmina un proceso de dos años de colaboración entre la Dirección General de Tráfico (DGT) del Ministerio del Interior, la Asociación Española de
Desguazadores y Reciclaje del Automóvil (AEDRA) y la Asociación Española para el
Tratamiento Medioambiental de los Vehículos Fuera de Uso (SIGRAUTO), durante los cuales pudieron observarse algunas deficiencias en el sistema de transmisión electrónica de la información que se proponía en la citada Orden INT/249/2004.

El nuevo procedimiento que se implanta a través de esta Orden responde a la necesidad de adaptar los procesos necesarios para tramitar la baja a las nuevas tecnologías, teniendo en cuenta en todo momento lo estipulado por el Real Decreto 1383/2002 y simplificando los necesarios para realizar este trámite. Para que esta Orden Ministerial pudiese ver la luz y para permitir simplificar el trámite de la baja definitiva por destrucción durante estos años se han producido importantes cambios como son:


- eliminación de la obligación de aportar el último recibo puesto al cobro del Impuesto
sobre Vehículos de Tracción Mecánica (Ley 36/2006 de 29 de noviembre de medidas
de prevención del fraude fiscal)

- exención del pago de la tasa para quienes soliciten la baja de un vehículo siempre que
acredite haberlo entregado en un Centro Autorizado de Tratamiento (Resolución de 26 de Agosto de 2007 publicada en el B.O.E. de 13 de Septiembre).

- Creación del Registro electrónico de la jefatura Central de Tráfico Con la nueva Orden será finalmente el Centro Autorizado de Tratamiento (CAT en adelante) el que anote directamente en el Registro de Vehículos el final de la vida útil de éstos haciendo coincidir sin dilación en el tiempo la realidad material y la administrativa.

A continuación, se exponen las novedades que introduce esta nueva Orden cuya
implantación como podremos ver en este documento no va a poder realizarse totalmente por motivos fundamentalmente técnicos pero cuya implantación completa en cualquier caso tiene que producirse antes del 10 de marzo de 2009.

1 LA ORDEN MINISTERIAL INT/624/2008

1.1 Ámbito de aplicación A partir de la entrada en vigor de la Orden Ministerial INT/624/2008, las bajas definitivas de vehículos, en función del lugar de presentación, pueden clasificarse ahora en tres grupos:

a) de tramitación obligatoria en el CAT. En este grupo se recogen las bajas definitivas de
vehículos incluidas en el ámbito de aplicación del Real Decreto 1383/2002, de 20 de
Diciembre, sobre gestión de vehículos al final de su vida útil.

Esto es:
o Vehículos de motor con, al menos cuatro ruedas, destinados al transporte de
personas y que tengan, como máximo, ocho plazas sentadas además de la del conductor (en definitiva lo que comúnmente se denominan “turismos”).

o Vehículos de motor con, al menos, cuatro ruedas, destinados al transporte de
mercancías y que tengan una masa máxima no superior a 3,5 toneladas (en definitiva lo que comúnmente se denominan “comerciales ligeros de menos de 3.500 kg”).

o Vehículos de tres ruedas simétricas provistos de un motor de cilindrada superior a 50 centímetros cúbicos, si es de combustión interna, o diseñados y fabricados para no superar una velocidad de 45 Km/h, con exclusión de los ciclomotores.

b) de tramitación voluntaria en el CAT. En este grupo se recogen las bajas definitivas de
vehículos no incluidas en el ámbito de aplicación del Real Decreto 1383/2002 (ej.
ciclomotores, vehículos industriales pesados, vehículos especiales…).

En estos casos las bajas podrán ser objeto de baja electrónica a través del CAT o ser
presentadas directamente en la Jefatura de Tráfico. En ambos casos la baja no
devengará la tasa siempre que se aporte el modelo de “Certificado de Tratamiento
Medioambiental” (según el modelo del Anexo III y que sólo pueden emitir los CATs).

c) de tramitación obligatoria en la Jefatura de Tráfico. Los siguientes casos deberán
seguir tramitándose obligatoriamente en la Jefaturas Provinciales de Tráfico:
• bajas definitiva de los vehículos por traslado a otro país
• bajas definitivas de los vehículos de época o históricos, con valor de colección o
destinados a museos, en funcionamiento o desmontados por piezas.
• bajas definitivas de vehículos que materialmente no existan. Tras la derogación de la
orden INT/249/2004, de 5 de febrero, no cabe dar de baja definitiva un vehículo en
estos supuestos con la simple aportación de una declaración jurada sino que deberá
adjuntarse algún documento que justifique suficientemente la no entrega del vehículo
al CAT.

1.2 Documentación a presentar por el interesado El titular o propietario del vehículo o la persona que lo represente, deberá presentar en el Centro Autorizado de Tratamiento (CAT) junto con el vehículo, la siguiente documentación necesaria para poder iniciar la tramitación de la baja administrativa y su anotación en el Registro General de Vehículos de la DGT:

1. Solicitud de baja (nuevo modelo recogido en el anexo II) con los datos y la firma del
titular o propietario del vehículo. La solicitud incluye una declaración que indica que el
solicitante tiene facultad de disposición sobre el vehículo.

2. Documentación que acredite la identidad del titular o propietario: En este punto
es necesario distinguir entre si son personas físicas o jurídicas las titulares o poseedores de los vehículos:

a. Personas Físicas: Las personas físicas que entreguen un vehículo en un Centro Autorizado de Tratamiento para tramitar su baja y proceder a su destrucción deberán acreditar su identidad a través de:

• Documento Nacional de Identidad en vigor o, en su defecto, resguardo de haberlo solicitado y Libro de Familia, Pasaporte u otro documento que acredite los datos que figuran en el documento nacional de identidad que no presenta.
• Si el solicitante es extranjero no comunitario Permiso o Tarjeta de Residencia.
• Si el solicitante es ciudadano de la Unión Europea NIE y el documento de identidad de su país.
• Si el solicitante es un menor, además del DNI original en vigor del menor, deberá presentarse el DNI de la madre o padre junto con el Libro de Familia o, en su caso, el DNI del tutor legal junto con un documento que acredite la tutela.
• Si el solicitante es una persona incapacitada documento de representación legal en caso de incapacitados emitido por un juez.

b. Personas Jurídicas: deberán acreditar su identidad a través del original del Número de Identificación Fiscal (NIF) o Código de Identificación Fiscal (CIF) junto con el DNI o documento que acredite la identidad de la/las persona/as física/as (según el apartado anterior) que la representan. Para evitar que los representantes de las personas jurídicas tengan que llevar hasta la instalación la documentación original que acredite que tienen poder para actuar en su nombre (escrituras, poderes notariales, etc.) podrá emplearse un Documento de Representación de Personas Jurídicas (se adjunta modelo en anexo IV).

3. Documentación que acredite la propiedad del solicitante (si no es el titular):
• Si el titular o propietario hubiese fallecido, el solicitante deberá presentar el
testamento o Declaración de Herederos o escritura de adjudicación de herencia de la que resulte el título de propiedad del solicitante.
• Si el solicitante no es el titular, deberá presentar un documento que acredite la propiedad del vehículo (contrato de compraventa, factura, etc.).

4. Permiso de Circulación y Tarjeta de Inspección Técnica del vehículo:

Si estos documentos han sido robados será necesaria copia de la denuncia interpuesta y si han sido extraviados será necesaria una declaración jurada del titular o poseedor que
así lo indique (se adjunta un posible modelo en el Anexo V).
De todos estos documentos podrán presentarse fotocopias siempre que están compulsadas por un fedatario público (en ningún caso una entidad bancaria).


RECOMENDACIÓN IMPORTANTE
Sobre todo al principio, en caso de que el CAT tenga cualquier duda sobre algún documento o no vea del todo claro cómo actuar debe ponerse en contacto con la Jefatura directamente (estamos intentando que se nos indique alguna vía de comunicación con cada Jefatura) pero en ningún caso debe tramitar la baja por las responsabilidades que puede tener (ver el apartado 2).

1.3 Procedimiento a seguir y aspectos a tener en cuenta:

Con la entrada en vigor de la Orden INT/624/2008 el pasado 11 de Marzo se producen
importantes cambios de los que queremos resaltar dos:

- desde esa fecha ya no se puede tramitar ninguna baja de vehículos que entren
dentro del ámbito de aplicación del Real Decreto 1383/2002 en las Jefaturas de
Tráfico por lo que las que hasta ahora eran exenciones (vehículos de personas
jurídicas y fallecidos fundamentalmente) deben realizarse en los CATs - antes del 10 de marzo de 2009 todos los CATs deberán pasar del sistema actual de tramitación con la presentación en formato papel de las solicitudes al sistema telemático.

En estos momentos el sistema de tramitación “telemático” no está disponible y serán las
Jefaturas de acuerdo con la Subdirección General de Sistemas de Información y
Organización de Procedimientos de la DGT las que indicarán al Centro la fecha a partir
de la cuál podrá comenzar a anotar telemáticamente las bajas de los vehículos.

En este sentido la Orden establece que para trabajar con este sistema telemático, será
necesario que los CATs soliciten, obtengan e instalen un Certificado de Identificación
Electrónica que emitirán y entregarán las Jefaturas Provinciales de Tráfico. Es importante
dejar claro que por el momento no está claro el procedimiento que se va a seguir para
realizar la solicitud y la entrega de los certificados de identificación electrónica y
desde AEDRA y SIGRAUTO seguiremos este tema muy de cerca ya que es muy posible que
realicemos las gestiones de recogida de los documentos a los asociados y de resentación
conjunta en las Jefaturas de Tráfico de cara a facilitar y agilizar este trámite.

Como un primer paso hacia la implantación definitiva del sistema la Dirección General de
Tráfico ha establecido un proceso en dos etapas que son:

1.3.1 A partir del 1 de Mayo de 2008
A la espera de que se ponga en funcionamiento la aplicación informática que permitirá
realizar la tramitación telemática de la baja de los vehículos desde los centros autorizados de tratamiento, a partir del día 1 de Mayo de 2008 se introducirán algunos cambios en el procedimiento a seguir en el momento en que un titular o poseedor de un vehículo acuda al CAT a tramitar la baja de un vehículo que se pueden resumir en:

- Los CATs deberán utilizar los nuevos modelos que se han mencionado en el apartado 1.2.
- Los CATs deberán empezar a custodiar toda la documentación y sólo presentarán en la Jefatura de Tráfico una copia de la solicitud de baja electrónica (ni siquiera la copia del certificado de destrucción para la D.G.T.)

A continuación se expone brevemente el procedimiento general a partir del 1 de Mayo:

a. Recepcionar la documentación que el titular o poseedor debe aportar para el inicio
del procedimiento de tramitación de la baja de su vehículo y que se ha mencionado en
el punto 1.1.2. y verificar que corresponden con el vehículo entregado.
b. Antes de realizar cualquier otra operación, el CAT deberá consultar la situación
administrativa del vehículo en el Registro General de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Para ello y mientras no se produzca el paso al sistema telemático esta comprobación de que la baja del vehículo en cuestión es tramitable tendrá que seguir haciéndose a través de INFOVIA PLUS. En el supuesto de que existiese algún impedimento para poder tramitar la baja, deberá indicarse al titular o poseedor que acuda a la Jefatura Provincial de Tráfico donde le indicarán cómo subsanar el impedimento y que después deberá volver al centro autorizado de tratamiento para llevar a cabo el trámite de baja.
c. Emitir del Certificado de Destrucción o el Certificado de tratamiento
medioambiental. Efectuada la comprobación de que la baja del vehículo es
tramitable, el Centro deberá cumplimentar y emitir al titular o poseedor del vehículo el
Certificado de Destrucción en los casos de que se trate de vehículos dentro del
ámbito de aplicación del Real Decreto 1383/2002. o el Certificado de Tratamiento
Medioambiental en el resto de casos.
d. Presentar la Documentación ante la Jefatura Provincial de Tráfico. A partir del 1
de Mayo de 2008 deberá presentarse con periodicidad quincenal (cada 15 días) a las
Jefaturas Provinciales de Tráfico únicamente una copia de la solicitud de baja
debidamente cumplimentada y firmada.
e. Archivar y custodiar la documentación. Después de haber entregado la copia nº3
del Certificado de Destrucción al titular y la copia de la solicitud de baja firmada a la
Jefatura Provincial de Tráfico correspondiente, el Centro Autorizado de Tratamiento
archivará y custodiará toda la documentación presentada de cada vehículo por el
periodo establecido en la normativa archivística correspondiente al Ministerio del
Interior (cinco años) y de acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13
de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

La documentación a archivar por cada vehículo será:
• Documentos enumerados en el punto 1.2.
• Copia del pantallazo de INFOVIA PLUS donde se indique que la baja es tramitable (recomendable).
• 2 Copias del Certificado de Destrucción o del Certificado de Tratamiento Medioambiental (la de DGT y la del CAT).

Durante el periodo citado en el párrafo anterior, la Jefatura de Tráfico de la provincia donde radiquen podrá solicitar del Centro la documentación que acredite el trámite realizado, al objeto de realizar las comprobaciones oportunas. Transcurrido el periodo señalado, los Centros procederán a la destrucción de la documentación, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal.


RECOMENDACIÓN IMPORTANTE
Para evitar cualquier tipo de problema con los documentos recogidos se recomienda
“inutilizarlos” utilizando algún medio como puede ser colocar un sello que deje claro que no es utilizable o incluso un corte en el caso de los documentos del vehículo.
En cualquier caso va a ser absolutamente necesario cumplir con todos los requisitos de la
Ley de Protección de Datos y para ello AEDRA está buscando alguna empresa que pueda
dar el servicio en unas condiciones ventajosas para sus socios.

1.3.2 A partir de que esté en marcha la aplicación informática de la DGT.
Una vez que la Jefatura Provincial de Tráfico correspondiente comunique al CAT que ya
puede comenzar la tramitación telemática de la baja de vehículos desde sus instalaciones y una vez que éste haya obtenido e instalado en su ordenador el certificado de identificación electrónica, el procedimiento a seguir será muy parecido al recogido en el apartado 1.3.1 pero en este caso las diferencias estarían en lo siguiente:

a. Recepcionar la documentación (Quedaría igual).
b. Antes de realizar cualquier otra operación, el CAT deberá consultar la situación
administrativa del vehículo en el Registro General de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Para ello, deberá comprobar a través de la futura aplicación informática que estará ubicada en una zona segura de la página web de la DGT que la baja del vehículo en cuestión es tramitable y que éste no se encuentra en algún supuesto que no permita tramitar su baja. El acceso a esta zona segura de la página web de la DGT se realizará con cualquier tipo de conexión a Internet y se accederá mediante el reconocimiento del certificado de identificación electrónica emitido por las Jefaturas Provinciales de Trafico que el CAT deberá tener instalado en sus ordenador.

En el supuesto de que existiese algún impedimento para poder tramitar la baja, la
aplicación emitirá un documento acreditativo del defecto a subsanar que el centro
autorizado de tratamiento deberá entregar al titular de vehículo, al objeto de que éste
pueda proceder a subsanarlo, así como indicarle que una vez subsanado el
impedimento deberá volver al centro autorizado de tratamiento para llevar a cabo el
trámite de baja.

Ejemplo de documento de subsanación de defectos
c. Emitir del Certificado de Destrucción.(Quedaría igual).
d. Anotar de la baja en el Registro General de Vehículos de la DGT. Efectuada la
comprobación a través de la aplicación informática de que la baja del vehículo es
tramitable y emitido el certificado de destrucción el CAT, a través de la zona segura
de la página web de la DGT, procederá a anotar mediante la cumplimentación de un
formulario on-line la baja del vehículo en el Registro electrónico de la Jefatura Central
de Tráfico. Una vez anotada la baja, y como comprobante de esa anotación, de forma
inmediata el centro recibirá por medios telemáticos un certificado acreditativo de la
anotación de la baja que pondrá a disposición del titular o poseedor del vehículo.
Ejemplo de baja emitida telemáticamente.
e. Presentar la Documentación ante la Jefatura Provincial de Tráfico. Todavía no
está completamente definido pero es muy probable que a partir del momento en que
se pase al sistema telemático no se deba entregar ningún documento en la Jefatura.
f. Archivar y custodiar la documentación. Sería todo igual excepto que no sería
necesario guardar la verificación de que era tramitable.

Como puede entenderse, con este nuevo sistema de tramitación en el que ya todas las bajas de vehículos pueden tramitarse de forma telemática por los CATs y que de alguna forma les da una cierta presunción de veracidad acercando su figura a la de una autoridad, es muy importante que se aplique el más absoluto rigor para evitar cualquier tipo de problemas ya que en caso de cometer alguna irregularidad si ésta se realizase con mala intención u omitiendo alguno de los trámites establecidos podrían constituir delitos con sanciones penales como podrá verse más adelante.

El primer paso es comprobar que el titular o poseedor presenta todos los documentos
necesarios (ver apartado 1.1.2.) y en ningún caso debe aceptarse un vehículo si no se
presentan todos, aunque el titular asegure que los va a traer y menos tramitarse su baja.
Una vez comprobado que el titular entrega todos los documentos necesarios, deberá
comprobarse que el número de bastidor, reproducido en el chasis, la marca y modelo del
vehículo y la placa de matrícula corresponden con los que figuran en el Permiso de
Circulación y en la Tarjeta de Inspección Técnica.

Es importante tener presente que en caso de solicitar la baja de un vehículo y emitir un
certificado de destrucción sin haber realizado previamente estas dos comprobaciones,
puede llevar en muchos casos a graves problemas ya que pueden producirse situaciones de difícil solución con la Jefatura Provincial de Tráfico y con las Autoridades. Las personas a cargo de realizar esta primera fase de recepción y comprobación de la documentación, deben ser conscientes de los problemas que pueden llegar a producirse si por alguna circunstancia se descontamina y destruye un vehículo que realmente no corresponde con los datos recogidos en la solicitud de baja y en el certificado de destrucción y deben ser muy cuidadosos al realizar todas estas comprobaciones.
Sólo de forma informativa, a continuación se recogen aquellos artículos del Código Penal en los que figuran algunos de los delitos que se podrían cometer como son:
DELITO DE ESTAFA (Artículo 248.1 y 250.1):

“248. 1. Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para
producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.”